Página de inicio

Entradas destacadas

Maletero.

Desde que mi madre ha subido al coche hasta que mi padre ha arrancado el motor, ha pasado un siglo o eso me ha parecido a mí. Inmóvil y en absoluto silencio, he temido que ocurriera algo que diera al traste con el plan de fuga. He tenido tanto miedo que hasta he contenido laSigue leyendo «Maletero.»

Eres dulce.

No tengo hambre, es ansiedad, solo eso. Respira y relaja. Eso me digo mientras lamo con los ojos el techo de color blanco azúcar, tumbada en la cama. No puedo parar quieta. Estoy intentándolo con respiración diafragmática, pero me dura tres segundos, no más. Me molesta cada pliegue de la sábana, me molesta la texturaSigue leyendo «Eres dulce.»

Observadores.

Enfilo el pasillo que conecta la sala con el dormitorio. Todavía quedan cajas de cartón sin desembalar en el suelo y las esquivo a oscuras. Hace una semana que me he mudado y todavía no me acostumbro a los sonidos de esta casa, que me sorprenden en mitad de cualquier cosa como si dijeran miSigue leyendo «Observadores.»

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar